domingo, 16 de junio de 2013

Canal Inter-Océanico y Refinería en Nicaragua: en las garras del dragón


Agárrense la cartera!

 
China establece de manera progresiva e ininterrumpida su presencia económica y política en América Latina y ha elegido países ideologicamente afines como Nicaragua y Venezuela como puertas de entrada rápida. En Venezuela China ha tomado la iniciativa en la Faja del Orinoco y practicamente ha hecho de PDVSA, la empresa estatal de petróleos venezolana, una rehén económica. China le ha prestado a Venezuela sumas que se acercan a los $40.000 millones, préstamo que le permite voz y voto en las decisiones que el regimen venezolano toma en materia petrolera,  agobiado por las deudas y por su inestabilidad política. Compañías Chinas como la llamada CAMC Engineerging Co. Ltd. han echado raíces profundas en ambos países, Venezuela y Nicaragua, y compiten en la region, hasta con ventajas, con empresas de construcción de países vecinos como Brasil.  

En Venezuela CAMCE posee multiples contratos con el régimen para proyectos de mediano tamaño en los sectores eléctricos, agrícolas, petroquímicos y petroleros.

 

El absurdo proyecto de la refinería “El Supremo Sueño de Bolívar, en Nicaragua

Esta presencia en Venezuela le ha servido a CAMCE para extender sus tentáculos hacia Nicargua. En ese país  ha firmado un convenio con Albanisa, una empresa mixta venezolana-nicaraguense, muy corrupta, para construír la “primera fase” de una refinería  llamada pomposamente “El Supremo Sueño de Bolívar”, a ser esencialmente financiada por Venezuela. Esta primera fase tendría un costo de unos $233 millones, suma que solo alcanzaría para tanques de almacenamiento, líneas de transporte de crudo hacia la refinería y otras obras de menor dimensión. Esta refinería es de dudosa factibilidad. En primer lugar, requerirá unos 150.000 barriles diarios de crudo venezolano que no parecen estar disponibles en el mediano plazo, a menos que se los quiten a otros clientes, ya que la producción venezolana está estancada. En segundo lugar costaría un dinero, unos 6-8000 millones de dólares, que Venezuela no tiene, agobiada como está por el endeudamiento. Tercero, estaría orientada a suplir productos refinados para Centro América,  países que no tienen divisas para pagar completo. Este sería un proyecto absurdo desde el punto de vista técnico y económico. No en vano lleva ese ridículo nombre.

 


La revolución de este par de pajarracos solo logró poner "la primera piedra
En julio de 2007, los presidentes de Nicaragua, Daniel Ortega, y de Venezuela, Hugo Chávez, colocaron la primera piedra de la  refinería, ubicada inicialmente en Piedras Blancas, cerca de Puerto Sandino, en el municipio de Nagarote, a 10 km de la costa del océano Pacífico y a 90 km al oeste de Managua. Creemos que es poco lo que se ha adelantado, más allá del show politico inicial.

El Canal Inter-Océanico: Agárrense la cartera!

Hace unos días la Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó la cesión de una concesión de 100 años para la construcción y operación de un canal a través de Nicaragua para comunicar los dos océanos. El proyecto fue firmado con una empresa llamada HK Nicaragua Central Development Investment Company, basada en Hong Kong, propiedad de un especulador financiero  llamado Wang Jing, a quien poca gente conoce. En la foto con Daniel Ortega que hemos logrado encontrar el empresario parece más bien un jugador de ruleta  de Macao o Las Vegas. No sé por qué hemos recordado al jeque aquél que visitó a Venezuela hace años y engañó a medio mundo, llevándose hasta el reloj de un destacado hombre de negocios. Oir: http://www.youtube.com/watch?v=08iAsoFQwHU.

Por qué suena falso este proyecto?

·       La empresa de Hong Kong parece una empresa de maletín. No ha hecho nada en el campo de la construcción. Es simplemente una empresa de un solo hombre que aspira a interesar a otros en el proyecto

·       La empresa no tiene nexos con ninguna otra empresa de construcción más grande ni con bancos reconocidos ni tiene personal especializado

·       La inversión se estima en $40.000 millones, suma que no se encuentra con facilidad

·       La demanda esperada de tráfico interocéanico no parece justificar dos canales, sobre todo ahora que el Canal de Panama ha hecho inversiones cuantiosas para permitir el paso de barcos post-Panamax

·       Segun apunta mi buen amigo,  el experto en la presencia de China en América Latina, Evan Ellis (Washington DC), los costos de operación del canal serían prohibitivamente altos (ver su excelente artículo en http://www.manzellareport.com/index.php/world/694-what-s-really-behind-the-nicaragua-canal-project).

·       Ellis añade que la escasa credibilidad de la firma hará muy difícil la obtención de financiamiento

·       Lo que si está en marcha es una campaña de relaciones públicas manejada por una empresa especializada de Nueva York,  para atraer finaciamiento

·       Para Evan Ellis este proyecto pudiera ser simplemente una maniobra política de China para obligar a Panamá a darle ciertos beneficios comerciales, a cambio de “matar” el proyecto de Nicaragua. Ellis dice que esto es así, porque, dada la magniud de la inversión,  China es el único financista posible para este proyecto.

El dragon hinca sus garras en la América Latina controlada por la pandilla del ALBA. Como en el caso del pescado margariteño que no era para comer, este canal nica no es para transportar nada,  sino “ pá hacer negocio”.